Este portal contiene material sensible exclusivamente para adultos, y por tanto al hacer clic en "ENTRAR", admite:

  • Usted debe ser adulto, entendiéndose como tal ser mayor de 18 años (o la edad legal en su lugar de residencia).
  • Usted está de acuerdo en ver material sexualmente explícito para su uso personal en su ordenador privado y no utilizar el material de Premios Bonobo con fines comerciales.
  • Usted se deberá hacer cargo de que el consumo de material e imágenes de contenido para adultos no esté prohibido ni infrinja ninguna ley en la comunidad donde usted reside, ni en su proveedor de servicios, ni desde el local desde donde accede.
  • Usted no exhibirá este material a menores o a cualquier otra persona que pueda resultar ofendida. Haga clic en ENTRAR si está de acuerdo y cumple las condiciones anteriores, o haga clic en SALIR si no quiere entrar o no cumple las condiciones anteriores
Entrar
La verdad que sentimos darte la paliza con la Cookies, a nosotros nos gustan más las bananas. Nosotros No comercializamos tus datos, pero nos obligan a darte el coñazo y anunciarte todo esto, tienes que aprobar con un click que aceptas el uso de las cookies que tenemos en nuestra web para una mejor navegación y seguridad para tí. Más información
Acepto

A concurso

Nuestro Gozo

Pedro Pozas Terrados

Tus manos


acarician mi vientre


formando estelas


de placer hiriente.


 


Suspiros, amores,


temblores,


profundos besos


de pétalos


en verso……


 


Fragancia, olores,


que el viento


hace penetrar


en los poros


de mi piel,


en el jardín de los amores,


en el sexo ardiente


de mi ser.


*


Tus pechos


se mueven


al ritmo del carrusel.


Envestidas,


gemidos callados,


y como corona de laurel


todo explota


en colores mil.


sin miedo,


buscando la pasión


y la entrega sin fin.


 


Tiemblo


bajo tu mirada.


Tus ojos


perforan con delicia


mi entrega callada,


mientras tus gritos de gozo


siembran en la mañana


la esencia del jazmín


y las tiernas palabras.


**


Nuestros cuerpos


se unen,


Nuestras manos


buscan acaricias


prohibidas y soñadas.


Tu lengua se hunde


en cavernas inexploradas


y el tiempo se para


queriendo amarte


entregándonos al alba,


olvidando tristezas pasadas.


 


Orgasmo profundo.


Sexos inflamados.


Calor y fuego.


Ardor y frenesí


en cada empuje


hasta que la fragancia


desemboca en flujos


ardientes,


en agitación enloquecida,


en el éxtasis


del amor.

Leer más